El paquete económico presentado hace unas semanas puede parecer complicado de entender, pues no todos contamos con conocimientos en economía y finanzas públicas (deberíamos), por eso, te dejamos acá un resumen con los principales números de las proyecciones del Gobierno en cuanto al factor fiscal y económico del país, también tendrás los conceptos básicos para entender de qué va el Paquete Económico.

Conceptos básicos

  • CGPE: Criterios Generales de Política Económica: señalan los lineamientos de política económica y fiscal propuestos por el Ejecutivo Federal.
  • LIF: Ley de Ingresos de la Federación: contiene los conceptos bajo los cuales se podrán captar los recursos financieros que permitan cubrir los gastos de la federación durante un ejercicio fiscal.
  • PEF: Presupuesto de Egresos de la Federación. En él se describen la cantidad, la forma de distribución y el destino de los recursos públicos de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), de los organismos autónomos, como el Instituto Nacional Electoral y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como las transferencias a los gobiernos estatales y municipales.
  • RFSP: Requerimientos Financieros del Sector Público. Tiene como objetivo proporcionar al público de forma resumida y oportuna los resultados financieros de las actividades que el sector público realiza para cumplir con el conjunto de funciones que le son encomendadas.
  • Política económica procíclica: Consiste en aumentar el gasto público y reducir los impuestos durante los períodos de crecimiento económico; y reducir el gasto y aumentar los impuestos y las tasas de interés durante una recesión.

Panorama general del Paquete Económico 2021

Martes ocho de septiembre, principios del mes patrio y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, entrega al Congreso el Paquete Económico 2021.

El Paquete Económico 2021 incluye los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), la presentación de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF). En conjunto, expone un análisis de los resultados de las políticas implementadas en años anteriores, los retos a superar y las proyecciones y medidas siguientes para la planeación hacendaria del país.

El Pleno de la Cámara de Diputados tiene como fecha límite para aprobar el Paquete Económico el 20 de octubre, y debe estar aprobado por ambas cámaras a más tardar el 31 de octubre. Por otra parte, el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 debe ser aprobado por la Cámara de Diputados a más tardar el 15 de noviembre.

Como consecuencia de la pandemia, el contexto vulnerable del país pone énfasis en las políticas de salud, económicas y hacendarias, para lo cual en el documento se presentan medidas y decisiones tomadas en beneficio de la salud y el bienestar de la población, catalogadas en cinco retos: sector salud, confinamiento por etapas, bienestar, financiamiento y liquidez y finanzas públicas y política fiscal.

Principales rubros en políticas fiscales y financieras

  1. Ampliar y fortalecer las capacidades del sistema de salud, priorizando los servicios orientados a la atención de los grupos más vulnerables.
  2. Promover un restablecimiento rápido y sostenido del empleo y de la actividad económica.
  3. Reducir la desigualdad, sentando las bases para un desarrollo equilibrado y vigoroso en el largo plazo.
  4. Asegurar la sostenibilidad fiscal de largo plazo.

Así, el Paquete Económico estima para 2021 una tasa de crecimiento del PIB de 4.6%, considerando una cifra de crecimiento del 3.8% del PIB de EEUU. Por otra parte, valora la producción de petróleo de 1,857 miles de barriles diarios, con un nuevo retorno en la demanda y precios. Finalmente, se proyecta una inflación de 3.0%, una tasa de interés de 4.0% y un tipo de cambio promedio y de cierre de 22.1 y 21.9 pesos por dólar, respectivamente; todo lo anterior en línea con las proyecciones y el objetivo del Banco de México, y las expectativas y estabilidad de la política monetaria durante el 2021.

Panorama de finanzas públicas para 2021

En materia fiscal, en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) se afirma que no se incorporarán nuevos impuestos, pues se impulsará un esfuerzo recaudatorio y una mejora en la normatividad orientada a optimizar los ingresos que se puedan alcanzar con el marco fiscal vigente.

Asimismo, se estiman ingresos presupuestarios de 5, 538.9 mmp para el próximo año, reconociendo que son menores en 3.0% real que los aprobados en 2020 pero mayores en 6.4% real respecto a los estimados al cierre excluyendo los ingresos no tributarios no recurrentes, que capturan el uso de recursos extraordinarios. Dicho incremento depende de las proyecciones de la recuperación económica, de la reducción en la evasión de las contribuciones del 2021 y del aumento esperado en la producción y precio del petróleo, así como en las ventas de combustibles.

Deuda pública

Respecto a la política de deuda para el año próximo, se proponen los siguientes objetivos:

  1. Se buscará financiar la mayor parte de las necesidades del Gobierno Federal en el mercado interno y/o predominantemente con instrumentos de largo plazo y tasa fija, de manera que se mantenga un portafolio de pasivos sólido.
  2. Se buscará realizar operaciones de manejo de pasivos de manera regular, para mejorar el perfil de vencimientos de deuda y ajustar el portafolio a las condiciones financieras prevalecientes.
  3. La política será proactiva, flexible e innovadora, a fin de implementar las medidas necesarias para asegurar el buen funcionamiento y liquidez en los mercados de deuda.
  4. Se buscará diversificar los mercados y ampliar la base de inversionistas, así como utilizar el crédito externo bajo condiciones favorables en los mercados internacionales.
  5. Se seguirá utilizando de manera estratégica el financiamiento proveniente de organismos financieros internacionales.

El monto de endeudamiento interno neto solicitado contempla hasta 700 mil millones de pesos; el monto de endeudamiento externo neto del sector público, incluyendo al Gobierno Federal y a la banca de desarrollo, considera un techo de endeudamiento neto de hasta 5.2 mil millones de dólares.

Política de gastos

En el caso de la política de gastos, se estima un gasto de inversión pública superior en 5.3% real respecto al PEF (Presupuesto de Egresos de la Federación) 2020, con el fin de apoyar el restablecimiento de la economía mexicana en corto plazo, asegurar la continuidad y asequibilidad de los recursos energéticos e impulsar el desarrollo particularmente de la región Sur-Sureste.

En este sentido, se manifiesta una reducción del 6.4% real del gasto de operación comparado con el PEF 2020. En su conjunto, el gasto programable que concentra las acciones del Gobierno de México para potenciar el desarrollo de largo plazo de nuestro país– aumenta 1.3% en términos reales respecto al gasto aprobado en 2020.

En general, la disminución de las tasas y el manejo eficiente de los pasivos públicos permiten la reducción del costo financiero en 2.5% respecto a la estimación de cierre para 2020 y en 3.8% al considerar la cifra aprobada para este año, esto brinda espacio para las funciones sustantivas del Estado.

Política de Responsabilidad Hacendaria

La política de Responsabilidad Hacendaria planteada en el Paquete Económico, prevé para el 2021 una disminución de los RFSP a 4.0% del PIB, un déficit público de 3.5% del PIB y un déficit primario de 0.6% del PIB. Se estima que en 2021 los ingresos presupuestarios sean menores en 405.8 mmp en pesos de 2021 respecto al monto previsto en la LIF 2020, resultado de las siguientes variaciones en sus componentes:

  • Menores ingresos petroleros en 340.4 mmp debido, fundamentalmente, a la disminución en el precio del petróleo.
  • Ingresos tributarios inferiores en 64.9 mmp y mayores ingresos no tributarios del Gobierno Federal en 1.6 mmp.
  • Menores ingresos propios de las entidades paraestatales distintas de Pemex en 2.1 mmp.

Para la reactivación económica se propone un balance público de 2.9% del PIB, sustentado en la proyección de una disminución en 2021 de los ingresos tributarios respecto a los aprobados en 2020 de 2.6% real. Dicha disminución se verá apoyada con el eventual retorno de la actividad económica del país, el uso prudente del crédito público, el impulso esperado del T-MEC al comercio y a la inversión, los beneficios de corto y largo plazo del desarrollo de infraestructura y la profundización del sector financiero, ejemplificada por el crecimiento en el ahorro que se espera genere la Reforma de Pensiones.

Así, el balance presupuestario estimado será con un déficit mayor en 152.3 mmp en términos reales respecto al nivel aprobado para 2020 y mayor en 28.6 mmp comparado con el déficit estimado de cierre del 2020.

En lo referente a la iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF), se argumenta que sería contraproducente implementar cualquier medida procíclica como aumentar la recaudación, incrementar tasas de impuestos existentes o introducir nuevos impuestos, pues esto tendría como resultado impactar la recuperación económica al reducir el consumo y la inversión y, con ello, disminuir la reactivación económica.

  1. Ingresos presupuestarios:

Se presupuestan ingreso por 5, 583.9 mmp, inferiores en 174.0 mmp respecto al año pasado, con una variación real de -3.0%.

  1. Ingresos petroleros:

Contempla un incremento anual del 13.0% en términos reales, con respecto al cierre esperado del 2020, esto como consecuencia del esperado aumento en la producción y en el precio del petróleo del 6.5% y 21.7%, respectivamente.

  1. Ingresos tributarios:

Se contempla un crecimiento real respecto al cierre estimado de 2020 de 4.6% y una reducción real de 2.8% con respecto a la LIF 2020. El crecimiento se debe al aumento de la actividad económica esperada, al aumento de las ganancias en eficiencia recaudatoria y al combate irrestricto a la evasión y elusión fiscales. La reducción se explica por la base del cierre de 2020 con 273.7 mmp; Si bien se anticipa un crecimiento positivo en 2021, el nivel nominal del PIB será menor a lo anticipado inicialmente para 2020, lo cual implicará que los ingresos tributarios también sean menores.

La recaudación tributaria total, incluyendo el IEPS de gasolinas, se estima crezca a una tasa del 5.7% respecto al cierre del 2020. Cabe señalar que las tasas del IEPS que aplican a esos bienes solo se actualizarán por inflación, como establece la Ley de dicho impuesto, y durante 2021 se seguirán aplicando los mecanismos para suavizar los precios, a fin de mantenerlos constantes en términos reales.

  1. Ingresos no tributarios:

Se presupuestan por un monto de 204.1 mmp lo que implica un monto menor en 60.6% en términos reales contra el cierre estimado del año, como consecuencia del uso de fondos y fideicomisos para enfrentar la contingencia económica y sanitaria, sin recurrir a mayor endeudamiento.

Sistemas de pensiones

Finalmente, respecto al sistema de pensiones, el Paquete Económico 2021 contempla la iniciativa de reforma a la Ley del Seguro Social, la cual fue presentada el 22 de julio de 2020 ante el H. Congreso de la Unión.

Esta iniciativa tiene por objetivo aumentar los montos de las pensiones mediante dos vías:

  1. Fortalecer la pensión garantizada al incrementarla de un monto de hasta 3, 289 pesos (80% de un salario mínimo), a un promedio de 4,345 pesos. Dicho monto dependerá de la edad, semanas cotizadas y el salario base de cotización, pudiendo llegar a 220% del salario mínimo vigente.
  2. La contribución de los empleadores se incrementará 13.875%, con lo que la aportación para el retiro pasará de 6.5% a 15%, siendo la aportación patronal la que absorba dicho incremento. Este aumento de cuota se llevará a cabo gradualmente, en un periodo de 8 años.

También, se plantea reducir el requisito de 1,250 a 750 semanas para alcanzar una pensión garantizada, posteriormente, se elevará gradualmente en un periodo de 10 años a 1,000 semana dicho requisito. Esto dará como resultado se incremente de 56% a 97% el porcentaje de los trabajadores que reciban una pensión.

En conclusión

Ante el evidente adverso panorama económico, la propuesta del Gobierno es optimista. Muchos son los factores que están en la cuerda floja, pendientes y a la expectativa del futuro económico y social del mundo. Sin embargo, los objetivos del Paquete Económico requerirán una revisión y canalización de los números propuestos, pues en un estado incierto las proyecciones varían en muchos aspectos.