¿Cómo llevar una vida financiera saludable como freelance? 

La modalidad del trabajo independiente cobró mucha más fuerza durante la pandemia, pues en las empresas, primero, las finanzas se desequilibraron, lo que provocó recortar gastos y limitar los recursos; y, en segundo lugar, se tuvieron que adaptar al trabajo remoto.

Y estas razones son también ventajas del trabajo como freelance:

  • Una de las ventajas de ser freelance es que eres dueño de tu tiempo y espacio, puedes trabajar con empresas sin el compromiso de cumplir un horario específico, pues se basa en entregas particulares, por lo mismo, el trabajo desde casa es la opción más conveniente. Toma en cuenta que deberás organizar tu día, semana y mes, pues al no tener un horario, puede que te gane la procrastinación y dejes todo el trabajo para el último día.
  • Tienes la oportunidad de trabajar en proyectos de tu interés y elegir la carga de trabajo, y, si dado el caso tienes una sobrecarga, puedes negociar el pago de tu tiempo invertido y trabajo realizado. La paga es proporcional al trabajo hecho, así que podrás cobrar lo justo.
  • Adquieres experiencia más rápido y potencializas tus habilidades. Por lo mismo que tienes un trato directo con los clientes, tienes más oportunidades de relacionarte, conocer varias personas y mejorar tus habilidades. Esto se traduce en que podrás actualizar tus conocimientos y ser mejor en tu área.
  • Te da las pautas para iniciar tu propia empresa. Dependiendo de los servicios que ofrezcas y cuando ya lleves un camino recorrido en el mundo freelance, tal vez necesites a un equipo de colaboradores que complementen tu trabajo o que optimicen tus recursos. Esta será la base de la administración de una empresa que se enfoque en lo que sabes hacer.

Entonces te estarás preguntando ¿cómo iniciar mi trabajo independiente?

Estos son los pasos base para comenzar tu vida laboral independiente:

1. Primero, hazte esta pregunta: ¿Para qué soy buena (o)?

Si estudiaste una carrera o ya tienes experiencia en hacer algo y sabes que te ha ido bien trabajando en eso, puedes sacarle provecho y venderte como una o un profesional. Aquí lo importante es que te des cuenta de tus habilidades e intereses y que tengas ganas de crecer, aprender y seguir mejorando esas habilidades.

2. Crea un portafolio.

Comienza recopilando todo lo que has hecho sobre el área que más te interese. Todo cuenta: desde tus logros de tu último empleo, hasta los resultados de algo que hiciste como hobbie. Muestra tus trabajos de forma atractiva y que denote tus capacidades.

3. Crea un perfil profesional:

Comienza eligiendo una marca, una imagen o un logotipo acorde con tu trabajo. Crea cuentas en redes sociales con esta marca. Te recomendamos, contratar un dominio, tendrás tu propia página web donde podrás venderte con mayor profesionalismo. Utiliza mensajes creativos, pero directos. Evita extenderte y mejor opta por un lenguaje ameno y claro.

Lo que debes saber antes de ser freelance

Ahora que sabes un poco más sobre este mundo y que te convenciste de que entrarle al “freelanceo” es tu mejor opción, esto es lo que debes tomar en cuenta en materia financiera y fiscal antes de comenzar el despegue:

  • Ponte en contacto con el SAT:

Ten presente que todo lo referente al SAT correrá por tu cuenta. Es decir, primero tendrás que registrarte ante Hacienda como Persona Física. Si el proyecto o empresa en el que estarás te pagarán por honorarios tu régimen fiscal será Persona Física con Actividades Empresariales y Profesionales. Si te suena muy complicado, chécate este artículo donde explicamos todo lo referente a los regímenes fiscales.

  • Considera contratar un contador o algún servicio profesional que lleve tu contabilidad.  (Por ejemplo, el20.mx 😉)

Existen varias herramientas tecnológicas que facilitan el trabajo de la contabilidad y administración. Apóyate de la tecnología para simplificar estos procesos.

  • Lleva un control de tus facturas.

Esto te ayudará muchísimo cuando hagas tu declaración anual, además te ayuda a respetar tu presupuesto mensual. No hemos mencionado que es muy importante que tengas un presupuesto, donde registres tus ingresos y gastos. Este es un punto clave para lograr una vida financiera saludable.

  • Paga tus impuestos a tiempo.

Créenos, tener problemas con el SAT puede perjudicar el prestigio de tu marca o perfil profesional. Lo mejor es que lleves un reporte de tus obligaciones fiscales o, en el caso de tener un servicio contable, lo revises frecuentemente. Y, porfa, no evadas impuestos.

Finalmente, no está más recordarte que destines una parte de tus ingresos al ahorro, pues al no contar con un contrato corre por tu cuenta la planeación y ahorro para tu retiro. Además, si por alguna razón no encuentras proyectos o clientes con quienes trabajar, tendrás un fondo de emergencias para que puedas sobrevivir en lo que conectas un trabajo.

¡Éxito! No tengas miedo de comenzar tu vida laboral independiente, el20.mx es tu aliado.